¿Cómo percibir el aroma de un vino?

¿Sabías que existen más de 250,000 moléculas que producen un sin fin de aromas en la naturaleza?

Tan sólo en el vino se encuentran 220 sustancias volátiles responsables del aroma, sin embargo existe una gran variedad de factores que pueden cambiar las fragancias que percibimos en los vinos, tales como la temperatura o la superficie de evaporación, entre muchas otras. ¿Cómo podemos realizar un examen olfativo que nos permita reconocer y evaluar sus aromas?

El sentido del olfato es uno de los aspectos más importantes a la hora de catar un vino, si bien es importante trabajarlo junto con el sentido del gusto, esta etapa de la cata requiere de cuidados, concentración y aspectos que te explicamos a continuación.

  • Primera inhalación. Este paso nos servirá para darnos una idea de la intensidad del aroma y su evolución. Debe realizarse tomando la copa por la base, evitando que la mano y los dedos se acerquen al cuerpo de ésta para no alternar o hacer interferencia con los posibles olores de la mano y el vino, y acercarla a la nariz inhalando profundamente.
  • La rotación de la copa no es sólo una “práctica divertida” vista en las películas. Este paso es sumamente importante ya que permitirá que el vino se deslice por las paredes de la copa y haga contacto con el aire lo que liberará las moléculas del aroma y lo intensificará. Hacer este paso en repetidas ocasiones, llevándola y trayendo la copa hacia la nariz, hará que no nos acostumbremos a los olores.
  • Tómate tu tiempo. El ir y venir de la copa hacia tu nariz es lo correcto. Asegúrate de inhalar profundamente alternando el sentido de la rotación de la copa, de un lado a otro (izquierda y derecha). Esta última fase será de vital importancia para el análisis y evaluación de la complejidad y la calidad del aroma.

Si deseas continuar aprendiendo sobre la cultura vitivinícola, comparte este artículo y no te pierdas los próximos.