El cambio climático y el vino.

¿Alguna vez te has preguntado si el cambio climático afecta al mundo del vino? Sabemos que el clima es parte fundamental del proceso para la elaboración del vino, pero ¿en realidad estos cambios climáticos han tenido o tendrán repercusiones negativas en su elaboración?

En los últimos años, habido un incremento de temperatura a nivel mundial y esto a su vez ha causado que exista un desajuste en el ciclo vegetativo de la vid, afectando los tiempos promedio ya prestablecidos anteriormente para la vendimia en algunas regiones.

Se sabe que la vendimia es el tiempo perfecto donde el índice de madurez de la pulpa, azúcar y potencial alcohólico de la uva son óptimos. Pero al haber un aumento de calor, este ciclo se ve afectado de manera que los vinos pueden llegar a tener más azúcar, en consecuencia, ser más alcohólicos o incluso perder acidez y frescura.  

Una de las soluciones que puede haber es que la vendimia se adelante para evitar que la uva llegue a tener niveles altos de azúcar, sin embargo, la planta no ha alcanzado su maduración de manera natural, por lo que puede que el hollejo, pepitas, etc. Tengan taninos verdes que pueden modificar las notas y sabores del vino.

El cambio climático sin duda afectará de manera negativa o positiva, dependiendo el territorio. En algunas zonas aumenta el calor, en otras las lluvias son menos, o incluso en zonas donde era muy frio ahora tienen un mejor clima para producción de ciertos vinos. Otros, por el contrario, buscan nuevos territorios para la producción de la vid, sin embargo, también pone en riesgo las denominaciones de origen.   En definitiva, este no es un tema ajeno del mundo del vino, la crisis ambiental hoy es una realidad y está en nosotros que como sociedad y comunidad que tengamos acciones para cuidar el ambiente y el mundo que nos rodea.